El pasado domingo 12 de abril parecía suponer un punto de inflexión en la situación de emergencia sanitaria que vivimos al estar a las puertas de la reanudación de las actividades no esenciales.

Sin embargo, a última hora apareció la Orden SND/340/2020, de 12 de abril, por la que se suspenden determinadas actividades relacionadas con obras de intervención en edificios existentes en las que exista riesgo de contagio por el COVID-19 para personas no relacionadas con dicha actividad (B.O.E. de 12 de abril de 2020). Dicha Orden produjo cierta confusión entre el sector de la construcción del que tanto se ha hablado estos días desde la paralización de las actividades no esenciales.

No obstante, dicha limitación no afectaría a todo el sector por igual, reservándose exclusivamente para aquellas obras de reforma llevadas a cabo en edificios ya existentes, en los que por motivos de ocupación permanente, laboral o simple circulación, pudiera existir un riesgo de contagio entre los ocupantes de los mismos y los profesionales de la construcción durante la ejecución de las obras, el traslado de materiales, etc.

Esto implica la suspensión de toda obra de reforma, ya sea de viviendas o locales de negocio, en edificios en que pueda haber circulación de personas ajenas a la obra, ya sea por motivos de carácter residencial, laboral o cualquier otro.

No obstante, la propia Orden contempla dos excepciones:

  • Las obras en que, por la sectorización del inmueble, no supongan interferencia alguna con las personas no relacionadas con dicha actividad.
  • Las reparaciones urgentes de instalaciones, averías y tareas de vigilancia.

En definitiva, desde el pasado 12 de abril, día en que entró en vigor la Orden SND/340/2020, de 12 de abril, se han visto afectadas muchas obras de reforma de inmuebles destinados a vivienda o locales comerciales, cuyos titulares tendrán que esperar por el momento hasta que el Gobierno, las autoridades sanitarias y sobre todo el propio Covid-19 den luz verde para poder proseguir con las mismas, sumando así un problema más a los ya advertidos en nuestras notas anteriores.

#SalvadorMartínAbogados