Comprar una vivienda conlleva una serie de gastos asociados que incrementen finalmente el “precio” de la compraventa. Gastos de Notaría, Registro, gestoría y sobre todo los temidos impuestos, como es el caso del impuesto de transmisiones patrimoniales, son partidas que en definitiva computan como gasto para el adquirente. Read More — Reduce los gastos de tu vivienda si eres joven o tienes una discapacidad